Category Archives: Televisión

Narco-series y muñecas en la dialéctica audiovisual urbano/rural (y 3)

Por Lorenzo J. Torres Hortelano

Universidad Rey Juan Carlos

Puedes acceder a la primera parte de este artículo AQUÍ.

Puedes acceder a la segunda parte de este artículo AQUÍ.

Aportación original de las narco-series: dialéctica rural/urbano y mujer

Como vengo afirmando, la aportación original que creo nos ofrecen las narco-series latinoamericanas es la especial dialéctica que se da entre la representación de los espacios urbanos y los rurales. En esta dialéctica, el papel que juega la figura de la mujer es muy problemática, pues mientras que la del hombre suele pasar de un espacio a otro sin mayor dificultad, en el caso de la mujer este paso es más incierto, pues se encuentra a caballo entre ambos mundos sin dejar nunca del todo el espacio rural, actuando a veces a modo de gozne y por ello, debido a esa función de nexo, sufriendo una erosión continuada en ese trasiego, siendo a menudo maltratada de forma física, violada; pero antes que nada, de forma simbólica.

Narco-series y muñecas en la dialéctica audiovisual urbano/rural (1)

Por Lorenzo J. Torres Hortelano

Universidad Rey Juan Carlos

El término narco-series es ampliamente utilizado en Iberoamérica como parte de un fenómeno más amplio que se ha venido denominando narco-cultura, cuya expansión, sin duda, se ha visto muy reforzada por la televisión; pero cuyas raíces están en la sociedad. Vittoria Borsò la ha pensado dialécticamente confrontando los elementos relacionados estrictamente con la cultura y los tocantes al orden de los círculos mortales del poder de la delincuencia (2015). Creo que se puede profundizar más en ese sentido, aportando nuevos marices que paso a desarrollar.

En México, por ejemplo, la narco-cultura se manifiesta, además de en las narco-series, en la música, con todo un subgénero afín, el narco-corrido. Fenómeno que se ha adaptado más al sur, por ejemplo, en Colombia,

¿The Girlfriend Experience una serie anti romántica?

the girlfriend experience

Por Lorenzo Vilches

La novela romántica tuvo su apogeo en los años 70 (casi un 60% de ventas del género) en Norteamérica, sus historias seguían centrándose en la sociedad patriarcal como medio en el que la mujer debía desenvolverse, la perpetuación del héroe por encima de la siempre aspirante a heroína, cuya felicidad se subordinaba al triunfo del varón, etc.

A partir de los 80 se comenzaron a modernizar los contextos sociales de sus contenidos incluyendo relaciones extramaritales, descripciones explícitas de relaciones sexuales y toda clase de géneros narrativos dirigidas a un  público adulto. Con la proliferación de la novela romántica, como sucedió con la telenovela en Latinoamérica, se desarrolló paralelamente un foco de estudios llevados adelante por especialistas en cultura popular y el feminismo crítico. Muchos de estos estudios plantearon la pregunta de si la novela romántica no contribuía a desandar todo el progreso crítico y empoderamientos social de la mujer que se había ganado  en los años  anteriores.

A Notícia Cômica: um novo formato de construir a opinião pública (y II)

Por Bianca Teixeira MORELLI[1] Denis Porto RENÓ[2] 

PARTE I AQUÍ

RESUMO: O presente trabalho se debruça nas discussões sobre gêneros jornalísticos, mais especificamente sobre o jornalismo caricato, ou seja, quando se utiliza o humor como ferramenta para transmitir uma informação. Respaldando-se nas definições propostas por José Marques de Melo (2003), baseando-se nas teorias do jornalismo apresentadas por Nelson Traquina (2005) e Felipe Pena (2005) e fundamentando-se nos ensinamentos de Jorge Halperín (2008) e Rafael Yanes (2004) sobre as técnicas de entrevista, entre outros autores, esta pesquisa se propôs a analisar o humor como um recurso legítimo e colaborador no desempenho do jornalismo. Como corpus de análise utilizamos o quadro de entrevistas do programa talk show “The Noite com Danilo Gentili”, exibido pelo Sistema Brasileiro de Televisão, o SBT.

PALAVRAS-CHAVE: Jornalismo; telejornalismo; humor; opinião pública.

4 A Notícia “bem humorada”

¿Pertenece Breaking Bad a nuestra época televisiva? (II) Temporadas 1 – 5

Breaking Bad 2_1

Sergio Marqueta @eserregeio

En el anterior artículo comenté mis impresiones iniciales sobre la aclamada Breaking Bad (Vince Gilligan, 2008-2013) tras haber visto la primera temporada y parte de la segunda. Terminada su visualización el objetivo de las siguientes líneas no pasa por desmenuzar la serie o llegar a alguna interpretación ética, simplemente se busca traer a colación algunas de las cuestiones que más me han llamado la atención, aquello que le diferencia del resto de producciones televisivas actuales, dejando por lo tanto muchos temas de lado que darían para otro texto, como todas las concepciones de maldad que se manejan o el papel de la familia en este Estados Unidos de comienzos de siglo.

 (Alerta: El análisis del film contiene “spoilers interpretativos”)

A Notícia Cômica: um novo formato de construir a opinião pública (I)

Por Bianca Teixeira MORELLI[1] Denis Porto RENÓ[2] 

RESUMO: O presente trabalho se debruça nas discussões sobre gêneros jornalísticos, mais especificamente sobre o jornalismo caricato, ou seja, quando se utiliza o humor como ferramenta para transmitir uma informação. Respaldando-se nas definições propostas por José Marques de Melo (2003), baseando-se nas teorias do jornalismo apresentadas por Nelson Traquina (2005) e Felipe Pena (2005) e fundamentando-se nos ensinamentos de Jorge Halperín (2008) e Rafael Yanes (2004) sobre as técnicas de entrevista, entre outros autores, esta pesquisa se propôs a analisar o humor como um recurso legítimo e colaborador no desempenho do jornalismo. Como corpus de análise utilizamos o quadro de entrevistas do programa talk show “The Noite com Danilo Gentili”, exibido pelo Sistema Brasileiro de Televisão, o SBT.

PALAVRAS-CHAVE: Jornalismo; telejornalismo; humor; opinião pública.

¿Pertenece Breaking Bad a nuestra época televisiva? Temporada 1

breaking-bad-season-1

Por Sergio Marqueta | @eserregeio

Este artículo surge como sorpresa, fruto de ver los primeros capítulos de Breaking Bad. Tras ser insistido por parte de diferentes personas, lo primero que me chocó fue el hecho de que nadie me advirtiera que ésta se situaba en una especie de serie B, en tanto hacía uso de recursos que parecían obsoletos en esta era de esplendor televisivo. Por ello, la finalidad de las siguientes líneas será intentar analizar sus rasgos distintivos de manera que obtengamos una radiografía a conservar para un hipotético estudio de la ficción televisiva actual. Evidentemente el visionado de una primera temporada, que funciona como un macro-capítulo introductorio, y de parte de la segunda, no otorga derecho para valorar un documento audiovisual concebido como un largo movimiento temporal que pone entre paréntesis todo juicio parcial. Pero al menos permite intuir caminos, funcionando como base privilegiada para atender al arco recorrido al final de la serie, facilitando la comprensión acerca del uso de los elementos iniciales a la hora de alcanzar el punto final. 

Manos al fuego: la batalla perdida por el respeto a la diversidad sexual*

manos_fuego

Por Pamela Romero[1] y Ana María Castillo[2]

El cuerpo, los cuerpos de todos y cada uno de nosotros, son los preciosos enclaves en los que se libran complejas transacciones de poder

Paul B. Preciado. Testo Yonqui, 2008

Esperamos que a nadie haya dejado indiferente el primer capítulo del programa Manos al Fuego de Chilevisión en su temporada 2015. Este martes 07 de julio alcanzó un rating de 24.8 puntos. La gran “atracción” fue la aparición de una joven transexual venezolana, llamada Priscilla, quien debía coquetear con un muchacho para saber si engañaba a su actual pareja, en medio de un montado gimnasio repleto de cámaras ocultas. Hasta allí, todo corresponde a las prácticas comunes de este tipo de programas de entretenimiento: apelar a la morbosidad del público, poner la relación a prueba y ver cómo el joven cuestionado niega o engaña, y luego es enfrentado. En definitiva, exponer los problemas íntimos de una pareja y verlos humillarse.

American Horror Story (Ryan Murphy & Brad Falchuk, 2011 – )

American Horror 2

Sergio Marqueta | @eserregeio

(Alerta: El análisis del film contiene “spoilers interpretativos”)

La primera temporada de American Horror Story (AHS) parte de un fracaso, de una muerte anunciada basada en el mismo formato impuesto. Así, los dos primeros capítulos cuasi surrealistas cargados de un terror hacia lo ininteligible que se sitúa al otro lado de la comprensión humana y, por ello, de la resolución racional, acaban devorados por las exigencias de la serie, esto es, el desarrollo de los personajes. Bajo el riesgo de no poder mantener la tensión no narrativa durante tantos capítulos el misterio deja paso al drama y al conflicto –recordemos lo que le sucedió a Twin Peaks (David Lynch, Mark Frost, 1990-1991) y su diferencia con Expediente X (Chris Carter, 1993-2002) que jugaba con una disposición episódica fragmentada y en muchas ocasiones auto-resolutiva. Este hecho nos lleva a modificar las expectativas como espectadores, abandonando la exigencia de presenciar sustos o pasar miedo para dejar espacio a otras sensaciones más sutiles. Entonces, las críticas al progresivo desplazamiento de un género a otro a través de las temporadas serán legítimas siempre que no se hable de una traición al estilo original, pues el trazo de su movimiento ya estaba inscrito desde el inicio. En este sentido, la serie nos invita a hacer un recorrido por el imaginario oscuro estadounidense, por sus miedos y sus traumas.

De Superman a Dexter o de la primera pantalla a la narrativa transmedia (III)

DEXTER-SUPERMAN

Por Carlos Obando A. @carlosoyave

Puedes leer la primera parte del artículo AQUÍ y la segunda AQUÍ

DOS HEROES AMERICANOS Y UN UNIVERSO PARALELO

De fandom, palabra inglesa creada a partir de la contracción de fan+kingdom (Reino Fan), está hecho Superman (origen comic) y Dexter (origen libro); el primero un superhéroe icono de la cultura norteamericana, el segundo un héroe más terrenal y cuestionable moralmente, pero héroe al fin de cuentas. Los une que ambos luchan contra las fuerzas del mal y pretenden hacer del mundo un lugar más humano. Si la policía tiene en Superman un amigo y colaborador, en Dexter, aunque no lo reconozca abiertamente ocurre lo mismo, pues aligera su trabajo y cierra casos que por vías ortodoxas sería imposible resolver. Superman es salvado por su padre al enviarlo a la tierra en una nave espacial, poco antes de la catástrofe cósmica que acaba con el planeta Kriptón de donde es originario, Dexter es salvado por el policía Harry Morgan, que lo adopta como su hijo después de que el pequeño, junto a su hermano de 4 años, presencia el asesinato con una motosierra de su madre Laura Moser (la escena es muy similar al origen de otro superhéroe como Batman, también huérfano).

En la serie televisiva, Dexter (Michael C. Hall), un analista de huellas de sangre que trabaja en el departamento de policía de Miami, seduce durante 8 temporadas a millones de espectadores y fans con su doble vida de experto forense y asesino nocturno, y con ese universo de sangre que desfila por sus episodios. Internet nos muestra múltiples formas de expansión y transmedialización de la tramas, y en esta serie algunas son hechas por la productora, pero en su gran mayoría creadas por los fans; Dexter Interactive Investigation, es un videojuego interactivo y en línea en YouTube que permite seguir las huellas de sangre que el forense va encontrando en cada uno de los asesinatos que investiga.