Michael Haneke logra su segunda Palma de Oro en el Festival de Cannes con Amour

Michael-Haneke-Cannes-Reuters-27052012-640x330

Michael Haneke se ha sumado al selecto club de directores que han logrado en dos ocasiones la Palma de Oro, tras imponerse, con su drama Amour, en la 65ª edición del Festival de Cine de Cannes, que se ha celebrado del 16 al 27 de mayo.

Michael Haneke ha hecho buenos los pronósticos y se ha impuesto en la 65ª edición del Festival de Cine de Cannes con su drama coproducido entre Francia, Alemania y Austria Amour, en torno a una enamorada pareja de octogenarios (interpretada por Jean-Louis Trintignant y Emmanuelle Riva) que ve cómo su amor es puesto a prueba cuando ella sufre un infarto y se queda con un lado del cuerpo paralizado. Es la segunda Palma de Oro de Haneke (la primera la logró en 2009 con La cinta blanca), y, con ella, el cineasta bávaro se une al selecto grupo de directores que han ganado en dos ocasiones el certamen cinematográfico más importante del mundo. El filme lo distribuirá en España Golem, que suma así su quinta Palma de Oro. Por su parte, el Grand Prix del jurado, el segundo premio en importancia del festival, ha recaído en el filme italo-francés Reality, de Matteo Garrone; y el premio a la mejor dirección, en el mexicano Carlos Reygadas, por su película Post Tenebras Lux, coproducida entre México, Francia, Alemania y Holanda. Otra de las triunfadoras, entre las 22 películas que competían, ha sido la coproducción entre Rumanía, Francia y Bélgica Dupa dealuri (Beyond the Hills), de Cristian Mungiu, que ha obtenido dos premios, en las categorías

de mejor guión (obra del propio director rumano) y de mejor actriz (compartido por Cristina Flutur y Cosmina Stratan, las dos protagonistas de este drama sobre la amistad entre dos chicas). Por su parte, el premio al mejor actor ha sido para el danés Mads Mikkelsen, por su papel en el filme de su país Jagten (The Hunt), de Thomas Vinterberg, en donde da vida a un hombre acusado falsamente de abusos sexuales por la hija de su mejor amigo. El palmarés del jurado oficial, presidido por el cineasta italiano Nanni Moretti, y compuesto por las actrices Hiam Abbass, Diane Kruger y Emmanuelle Devos, el actor Ewan McGregor, la directora Andrea Arnold, los directores Alexander Payne y Raoul Peck, y el diseñador de moda Jean-Paul Gaultier, se completó con el premio del jurado para el último trabajo del cineasta británico Ken Loach: The Angels’ Share, coproducido entre Reino Unido, Francia, Bélgica e Italia. En lo que respecta a la sección de cortometrajes, otro jurado presidido por el director belga Jean-Pierre Dardenne, y conformado por los directores Karim Ainouz y Yu Lik Wai, el guionista Emmanuel Carrere, y la actriz Arsinée Khanjian, concedió la Palma de Oro, entre los 10 finalistas, al turco Sessiz-Be Deng, de L. Rezan Yesilbas. En cuanto al apartado Cinéfondation, reservado a trabajos de alumnos de escuelas de cine, el primer premio, fallado por ese mismo jurado entre 15 candidatos, fue para el rusoDoroga Na, de Taisia Igumentseva; el segundo, para el estadounidense Abigail, de Matthew James Reilly; y el tercero, para el cubano Los anfitriones, de Miguel Angel Moulet.

En la sección Un Certain Regard, donde se exhibieron 20 largometrajes, otro jurado integrado por el actor y director británico Tim Roth, a quien acompañaron Leïla Bekhti, Tonie Marshall, Luciano Monteaguno y Sylvie Pras, concedió el premio al mejor trabajo al mexicano Después de Lucía, de Michel Franco, y el premio especial al franco-belga Le grand soir, de Benoît Delépine y Gustave Kervern, así como una mención especial a la coproducción entre Bosnia Herzegovina, Alemania, Francia y Turquía Djeca, de Aida Begic, y un premio a la interpretación de las actrices Emilie Dequenne, en la coproducción entre Bélgica, Luxemburgo, Francia y Suiza A perdre la raison, de Joachim Lafosse, y Suzanne Clément, en la coproducción entre Canadá y FranciaLaurence Anyways, de Xavier Dolan. Por último, el premio Caméra d’Or, que se concede a la mejor primera o segunda película de las distintas secciones del festival, le ha sido otorgado, por otro jurado presidido por el director brasileño Carlos Diegues, y formado por Michel Andrieu, Remy Chevrin, Francis Gavelle, Hervé Icovic y Gloria Satta, a la película estadounidense Beasts of the Southern Wild, de Benh Zeitlin, exhibida en el apartado Un certain regard. Esta misma obra se alzó, entre los premios paralelos, con el Fipresci de la crítica internacional como mejor película de dicha sección. En la oficial, dicho jurado se decantó por In the Fog, del ucraniano Sergei Loznitsa. En cuanto al jurado ecuménico, galardonó en la seccion oficial al filme danésJagten, y otorgó una mención especial a Beasts of the Southern Wild. En las secciones paralelas del festival, la coproducción hispano-estadouniense Aquí y allá, del madrileño Antonio Méndez Esparza, se alzó con el Gran Premio en la 51ª Semana de la Crítica. Por su parte, en la 44ª Quincena de los Realizadores, el máximo galardón, el Art Cinema Award, fue para la coproducción entre Chile, Estados Unidos y MéxicoNo, de Pablo Larraín. El 65º Festival de Cine de Cannes se clausuró con la proyección, fuera de concurso, de Thérèse Desqueyroux, del recientemente fallecido cineasta galo Claude Miller.